1.- Base imponible afecta a impuestos

a) IDPC que afecta a la empresa

La base imponible afecta con el IDPC corresponde a la diferencia positiva entre la suma de los ingresos percibidos (y devengados, cuando corresponde) menos la suma de los gastos o egresos efectivamente pagados.

El resultado, en caso de ser positivo, estará afecto al IDPC con la tasa de dicho tributo vigente en el año comercial respectivo, de acuerdo con lo dispuesto por el artículo 20, para este tipo de empresas. De esta manera, la base imponible obtenida a partir del año comercial 2020 se gravará con una tasa del 25%. Cabe destacar que la Ley Nº 21.256 disminuyó transitoriamente la tasa del 25% a 10% para las rentas que se perciban o devenguen durante los ejercicios comerciales 2020, 2021 y 2022 por las empresas acogidas al régimen del N° 3 de la letra D) del artículo 144.

Tratándose de una Pyme organizada como empresa individual, cuando la base imponible no exceda de 1 UTA se encontrará exenta del IDPC, en conformidad a lo dispuesto en el Nº 6 del artículo 40.

Lo anterior, sin perjuicio del incentivo al ahorro establecido en la letra E) del artículo 14, conforme al cual la Pyme acogida al régimen del N° 3 de la letra D) del artículo 14 podrá optar por deducir de la base imponible afecta al IDPC hasta un monto equivalente al 50% de la base imponible que se mantenga invertida en la empresa.

Contra el impuesto de primera categoría determinado serán procedentes todos los créditos que correspondan conforme a las normas de la LIR.

El IDPC se declarará anualmente según lo dispuesto en los artículos 65 N° 1 y 69, mediante la presentación de la declaración anual de impuesto a la renta, a través del Formulario N° 22.

Tratándose del término de giro, y conforme a lo dispuesto en el N° 2 del artículo 69, estos contribuyentes deberán declarar en la oportunidad señalada en el artículo 69 del Código Tributario. En tal caso, deberán dar aviso a este Servicio y pagar el IDPC correspondiente dentro de los dos meses siguientes al término del giro de sus actividades.

b) Impuesto del artículo 21 que afecta a la empresa

Conforme a lo dispuesto en la letra c) del inciso cuarto del artículo 68, a las Pymes que se acojan al Nº 3 de la letra D) del artículo 14, les serán aplicables las normas contenidas en el artículo 21.

2.- Impuestos finales que afectan a los propietarios de la empresa

El N° 4 de la letra D) del artículo 14 dispone que los propietarios de la empresa acogida al régimen del N° 3 de la letra D) del artículo 14 que sean contribuyentes de impuestos finales se afectarán con dichos tributos conforme a las reglas establecidas en la letra A) del mismo artículo. Esto es:

a) Rentas o cantidades que se gravan con impuestos finales

Los propietarios de una empresa acogida al régimen del N° 3 de la letra D) del artículo 14 quedarán gravados con impuestos finales sobre todas las rentas o cantidades que, a cualquier título, retiren, les remesen o les sean distribuidas desde la empresa, comunidad o sociedad respectiva, siempre que no se trate de cantidades que ya han completado totalmente su tributación con los impuestos de la LIR, rentas exentas de los impuestos finales o de ingresos no constitutivos de renta.

b) Orden de imputación de los retiros, remesas o distribuciones y momento en que definen su situación tributaria

La Pyme no aplicará un orden de imputación a los retiros, remesas o distribuciones de utilidades si no ha obtenido rentas con tributación cumplida, rentas exentas de los impuestos finales o ingresos no constitutivos de renta, que se controlen en el registro REX. En ese caso, todo retiro, remesa o distribución se gravará con impuestos finales, con derecho al crédito por impuesto de primera categoría, cuando proceda, según lo dispuesto en la letra c) siguiente.

En los demás casos, para la aplicación de los impuestos finales, los retiros, remesas o distribuciones se imputarán conforme a lo dispuesto en el N° 4 de la letra A) del artículo 14 considerando las reglas especiales de este régimen44. De acuerdo dicha norma, los retiros, remesas o distribuciones definen su tributación al término del ejercicio del año en que ocurren, imputándose en el orden cronológico en que se realicen, de las rentas o cantidades acumuladas en los registros de rentas empresariales45, según sus saldos al término del mismo año. Sin embargo, conforme al párrafo segundo de la letra g) del Nº 3 de la letra D) del artículo 14, las Pymes sujetas al régimen del Nº 3 de la letra D) del artículo 14 se encuentran liberadas de confeccionar el registro DDAN, por lo tanto, en este caso, el orden de imputación corresponderá a las rentas o cantidades acumuladas en los registros RAI y REX, según sus saldos al término del mismo año.

El mismo orden de imputación de los retiros, remesas o distribuciones señalado en el párrafo anterior se aplicará cuando la Pyme se encuentre liberada de llevar dichos registros de rentas empresariales, debido a que realiza, mediante la emisión de documentos tributarios electrónicos, las modificaciones de capital, retiros o distribuciones y, en general, las operaciones que afecten el CPT o los créditos respectivos, según determine el Servicio mediante una resolución.

c) Crédito por IDPC en contra de los impuestos finales

Los propietarios de empresas sujetas al régimen del N° 3 de la letra D) del artículo 14 podrán imputar como crédito en contra de los impuestos finales que corresponda sobre las rentas afectas a dichos tributos provenientes desde la empresa aquel establecido en los artículos 56 N° 3 y 63, en su totalidad, es decir, podrán utilizar el 100% de crédito.

Sin embargo, cuando el crédito en contra de los impuestos finales provenga, directa o indirectamente, de participaciones en otras empresas o entidades sujetas a la letra A) del artículo 14, los propietarios deberán restituir a título de débito fiscal una cantidad equivalente al 35% del monto del referido crédito, conforme a lo dispuesto en los artículos 56 N° 3 y 63.

Asimismo, cuando una empresa sujeta al régimen del Nº 3 de la letra D) del artículo 14 distribuya utilidades a otra empresa o entidad sujeta a la letra A) del artículo 14, los propietarios de esta última, afectos a impuestos finales, cuando perciban dichas utilidades, deberán restituir a título de débito fiscal una cantidad equivalente al 35% del monto del referido crédito, conforme a lo dispuesto en los artículos 56 N° 3 y 63.

El crédito por IDPC deberá registrarse en el SAC conforme a la letra d) del N° 2 de la letra A) del artículo 14 y se asignará a los retiros, dividendos y demás cantidades gravadas, conforme a lo dispuesto en la misma norma, esto es, se imputarán en primer término los créditos generados a contar del 1° de enero de 2017, comenzando por los créditos que se mantengan en el SAC que no tienen la obligación de restitución y, una vez agotados, se imputarán los créditos que se mantengan en el SAC sujetos a tal obligación.

Se hace presente que en el registro SAC se deberá controlar en forma separada aquella parte de los créditos por IDPC que tienen obligación de restitución de aquellos que no, y los que otorgan derecho a devolución en caso de resultar un excedente al momento de su imputación de aquellos créditos que no otorgan tal derecho, imputándose estos de acuerdo al orden de prelación indicado en el Nº 5 de la letra A) del artículo 14, comenzando por la asignación de los créditos sin derecho a devolución, y, una vez agotados estos, se asignarán los créditos con derecho a devolución.

Al respecto, cabe señalar que los créditos por IDPC que no dan derecho a devolución corresponden, entre otros, al IDPC pagado con el crédito por impuesto territorial o con créditos por impuestos pagados en el extranjero (IPE). Asimismo, el crédito por IPE en aquella parte imputable contra impuestos finales conforme a las reglas del artículo 41 A, tampoco da derecho a devolución.

Del saldo de los créditos sin obligación de restitución deberá rebajarse a todo evento y, como última imputación del año comercial respectivo, el monto de crédito que se determine sobre las partidas señaladas en el inciso segundo del artículo 21 que correspondan a ese ejercicio, con excepción del propio IDPC. Cuando se establece que la deducción referida se realizará “a todo evento”, debe entenderse que se realizará incluso en el caso que la empresa no mantenga créditos acumulados en el registro SAC, pudiendo originar un saldo negativo. El mismo tratamiento tendrán las partidas del numeral i del inciso primero del artículo 21 en aquellos casos que no resulte aplicable el impuesto único de 40% que contempla dicha norma.

Agotados los créditos determinados a contar del 1° de enero de 2017, se asignarán los créditos por IDPC y los créditos por IPE acumulados al 31 de diciembre de 2016 que permanecían registrados en la empresa al 31 de diciembre de 2019. La asignación de estos créditos a los retiros, remesas o distribuciones afectos a impuestos finales se determinará conforme al N° 9 del artículo undécimo transitorio de la Ley, comenzando por el crédito cuyo excedente no da derecho a devolución y luego por aquel que otorga tal derecho. Las instrucciones sobre la materia se desarrollan en la circular referida al artículo 14 letra A).

En el caso de los contribuyentes que, antes de su incorporación al régimen del N° 3 de la letra D) del artículo 14, se encontraban sujetos a las disposiciones de la letra A) del artículo 14, el monto del crédito corresponderá al crédito por IDPC establecido en los artículos 56, N° 3) y 63, que se mantenga en el registro SAC a que se refiere la letra d) del N° 4 de la letra A) del artículo 14, el cual podrá seguir siendo imputado a los impuestos finales que deban pagar los propietarios a partir del año de incorporación de la Pyme al régimen del N° 3 de la letra D) del artículo 14, según lo señalado en esta letra manteniendo en todo caso la obligación de restitución en los casos que corresponda.

En resumen, de acuerdo al N° 5 de la letra A) del artículo 14 y los artículos décimo y undécimo transitorio de la Ley, el crédito se asignará de acuerdo a las siguientes reglas:

I.- Crédito acumulado a contar del 1° de enero de 2017

i.- Crédito no sujeto a la obligación de restitución

– Crédito sin devolución
– Crédito con devolución

ii.- Crédito sujeto a la obligación de restitución

– Crédito sin devolución
– Crédito con devolución

II.- Crédito acumulado hasta el 31 de diciembre de 2016

– Crédito sin devolución
– Crédito con devolución

d) Retención de IA que debe efectuar la empresa

Los contribuyentes acogidos al régimen del N° 3 de la letra D) del artículo 14, deberán efectuar una retención de IA con la tasa que corresponda a dicho impuesto, es decir, con tasa 35%, sobre los retiros, remesas o distribuciones realizadas a contribuyentes sin domicilio ni residencia en Chile.

La retención, que tendrá un carácter de provisional, se efectuará incrementando previamente la base, con derecho a los créditos establecidos en los artículos 41 A y 63.

Se otorgará, al momento de la retención, un crédito provisorio por IDPC conforme a los artículos 14 y 63, cuya tasa será la que corresponda asignar en el año del retiro, remesa o distribución. Este crédito provisorio, otorgado en virtud del señalado artículo 74, N° 4, no se encuentra sujeto a la obligación de restitución.

También se otorgará un crédito provisorio por aquel a que se refiere el artículo 41 A, en los términos señalados en el N° 4 del artículo 74.

Al cierre del ejercicio, se determinará la situación definitiva, y si el crédito provisorio resulta improcedente, ya sea total o parcialmente, la empresa deberá declarar y pagar al Fisco, por cuenta de sus propietarios, la diferencia de dicho tributo que se determine al haberse deducido indebidamente todo o parte del mencionado crédito, sin perjuicio del derecho de la empresa de repetir en contra de tales propietarios.

No obstante lo anterior, si al término del ejercicio se determina que los retiros, remesas o dividendos se encuentran afectas a IA y no tienen derecho al crédito por IDPC en atención a que, por ejemplo, no existe saldo en el registro SAC, la empresa podrá optar por pagar el impuesto voluntario que permite a la empresa anticipar a sus propietarios el crédito por IDPC, según el número 6 de la letra A) del artículo 14, el cual podrá reemplazar el crédito provisorio que se haya otorgado en forma indebida, siempre y cuando dichos créditos sean utilizados como tales en el mismo ejercicio de la opción. Este crédito por IDPC anticipado voluntariamente no tiene la obligación de restitución que establecen los artículos 56 número 3) y 63, según corresponda.

Conforme se instruyó en la circular Nº 56 de 2020, este crédito puede ser asignado a los repartos de utilidades que beneficien indirectamente a los contribuyentes de los impuestos finales y que participen en la empresa a través de una o varias empresas interpuestas. Sin embargo, como estos créditos deben ser utilizados en igual ejercicio, las mencionadas empresas interpuestas deberán asignarlos en el mismo ejercicio a sus propietarios de los impuestos finales mediante el reparto de utilidades. Si esta asignación no ocurre, el crédito anticipado deberá ser registrado en el registro SAC manteniendo la naturaleza del régimen de la empresa que los pague, es decir, será con restitución si la empresa fuente es una empresa de la letra A) del artículo 14 o sin restitución si la empresa fuente está sujeta al régimen del N° 3 de la letra D) del artículo 14.

Sin perjuicio de lo señalado en los párrafos anteriores, de acuerdo con las leyes Nº20.780, Nº 20.899 y Nº 21.210, no habrá obligación de retener cuando los retiros, remesas o distribuciones efectuadas por la Pyme sean con cargo a rentas gravadas con el ISFUT, conforme a las instrucciones impartidas en la circular Nº56 de 2020.

3.- Tratamiento tributario de la disminución de capital

De acuerdo con lo dispuesto en el Nº7 del artículo 17, no constituyen renta las devoluciones de capital, hasta el valor de aporte o de adquisición de su participación y sus reajustes, siempre que no correspondan a utilidades capitalizadas que deban pagar los impuestos de la LIR.

Para imputar estas devoluciones al capital se deben cumplir las formalidades conforme al tipo de empresa que se trate. Para tal efecto, la disminución de capital deberá formalizarse a más tardar en el mes de febrero del año siguiente al del retiro, remesa o distribución y tratándose del empresario individual, para hacer uso de esta imputación, la disminución de capital deberá informarse al Servicio dentro del mismo plazo. En todo caso, conforme a lo dispuesto en el artículo 68 del Código Tributario, las modificaciones de capital se deben informar a este Servicio dentro del plazo de dos meses contados desde que se efectúe la modificación respectiva o, si fuera procedente, desde la fecha de la inscripción respectiva en el Registro de Comercio correspondiente.

Luego, considerando que una devolución de capital puede comprender rentas o cantidades que no han cumplido con sus obligaciones tributarias, el mismo Nº 7 del artículo 17 establece que para determinar la aplicación del IDPC y los impuestos finales, deberá considerarse el orden de imputación señalado en la letra A) del artículo 14.

Al respecto, deberá aplicarse lo dispuesto en el Nº 4 de la letra A) del artículo 14, que establece el orden de imputación para los retiros, remesas o distribuciones efectuadas desde una empresa.

En el siguiente cuadro se expone el orden de imputación y régimen de tributación aplicable conforme a lo establecido en el Nº7 del artículo 17, en relación con el Nº4 de la letra A) del artículo 14 y el Nº4 de la letra D) del mismo artículo:

Orden de

imputación

 

Rentas o cantidades imputadas

Régimen de   tributación

aplicable

 

 

 

 

 

 

Fondo de Utilidades Reinvertidas54 (FUR)

a) Comenzando por las rentas afectas a los IF, más antiguas anotadas en el citado registro, y con derecho al crédito por IDPC, cuando corresponda.

 

Afectas a IF

b) Rentas exentas de los IF anotadas en el citado registro. No afectas a IF55
c) INR y rentas gravadas con el IDPC en carácter de único. No afectas a IF

 

 

 

Rentas contenidas en el registro REX que deben imputarse antes del registro RAI y DDAN

Rentas con tributación cumplida que deben ser repartidas en primer lugar. Rentas atribuidas propias (artículo 10° transitorio Ley), y diferencia determinada por empresas sujetas al artículo 14 ter letra A) al 31.12.2019 que opten por el N° 3 de la letra A del

artículo 14 (artículo 14° transitorio Ley)

 

 

No afectas a IF

 

 

 

Rentas afectas a impuestos del registro RAI

Estas cantidades corresponden al saldo positivo que resulte al cierre de cada ejercicio comercial respectivo, de los agregados y deducciones que se deben efectuar al CPT, de acuerdo con la letra a) del

N° 2 de la letra A) del artículo 14.

 

Afectas a IF

 

 

 

 

 

Rentas Exentas e INR del registro REX

a) Rentas con tributación cumplida sin prioridad en su orden de imputación (no incluidas en la 2° imputación) No afectas a IF
b) Rentas exentas de IF anotadas en este registro. En caso que existan rentas exentas con derecho a crédito, éstas se imputarán primero. No afectas a IF56
c) INR No afectas a IF

 

Orden de

imputación

 

Rentas o cantidades imputadas

Régimen de

tributación aplicable

 

 

 

Utilidades de balance en exceso de las tributables (UBET)

Nota: No se deben determinar por las empresas sujetas al régimen Pro Pyme del N° 3 de la letra D) del artículo

14

 

 

Corresponden a las utilidades de balance o financieras retenidas al término del ejercicio del año de la devolución.

 

 

 

Afectas     a IF.

 

 

 

 

 

 

Capital aportado

Correspondiente al monto aportado por parte de los propietarios perceptores de la devolución de capital, incrementado o disminuido por los aportes, aumentos o disminuciones de capital que aquellos hayan efectuado. Sin considerar en dichas sumas, los valores que hayan sido financiados mediante reinversiones y que se encuentren anotadas en el FUR (1° orden de imputación).

 

 

 

No afectas a IF

 

 

Otras cantidades

El retiro, remesa, distribución o devolución de otras cantidades que excedan de los conceptos señalados anteriormente.

 

Afectas a IF

Nota: En el caso que la empresa mantenga rentas que hayan sido gravadas con el impuesto sustitutivo (ISFUT) establecido en el N° 11 del numeral I.- del artículo tercero transitorio de la Ley N° 20.780, artículo primero transitorio de la Ley N° 20.899, o del artículo vigésimo quinto transitorio de la Ley, la devolución de capital podrá ser imputada a dichas cantidades sin atender al orden de prelación indicado en el cuadro anterior. Igual tratamiento tendrán las rentas generadas por empresarios individuales y sociedades de personas hasta el 31 de diciembre de 1983 y los retiros o distribuciones percibidos gravados con el impuesto único del inciso primero del artículo 21, según el N° 9 de la letra A) del artículo 14.

Respecto de las “Otras cantidades” a que se refiere el orden de imputación N° 8, cabe señalar que se refieren a incrementos de patrimonio clasificados en el N° 5, del artículo 20, gravados con los IF. Asimismo, en contra de los IF procede la imputación del crédito por IDPC, de acuerdo al régimen de tributación que corresponda.

La imputación de la devolución de capital y sus reajustes, a las cantidades que correspondan de acuerdo a lo señalado, se efectuará al término del ejercicio en que se efectúe la devolución de capital, considerando el saldo de dichas sumas a esa fecha, una vez descontados los retiros, remesas o distribuciones que deban imputarse en el ejercicio, incluyendo dentro de estos a los retiros en exceso. En el caso de las empresas sujetas al régimen Pro Pyme del N° 3 de la letra D) del artículo 14, la devolución de capital no se reajustará.

Se hace presente, que cuando una empresa sujeta a las disposiciones de la letra A) o N° 3 de la letra D) del artículo 14, solo deberá anotar en el registro SAC, al término del ejercicio comercial respectivo, el crédito por IDPC y el crédito por IPE que corresponda a las cantidades afectas a IF percibidas a título de devolución de capital; debiendo distinguir en dicho registro, si se trata de un crédito que da o no derecho a devolución. Además, también deberá indicar si el crédito está o no sujeto a la obligación de restitución.

Por otro lado, si la devolución resulta imputada al registro FUR, independientemente de la tributación que le afecte, o al capital que haya efectivamente aportado el propietario a la empresa o a sus reajustes, el monto imputado al registro FUR, constituirá una deducción al costo de adquisición que mantiene el propietario respecto de los derechos o acciones, según corresponda. En el caso que una empresa reciba una devolución de capital imputada al capital aportado, constituye una disminución del valor de la inversión realizada en la sociedad fuente, ya que consiste en un cambio en la composición de sus activos (cambia la inversión en derechos o acciones por los bienes en que se haya materializado la devolución). Esto implica que la parte de la devolución imputada al capital social y sus reajustes no debe afectarse con impuesto alguno, y tampoco debe quedar anotada en el registro REX de la empresa que recibe la devolución de capital.

Para los efectos de la empresa fuente, la devolución que se impute efectivamente al capital social, correspondiente al propietario que la percibe, corresponderá al monto inicial efectivamente aportado, incrementado o disminuido, según proceda, por los aportes, aumentos o disminuciones de capital, que se hayan efectuado con posterioridad al aporte inicial, sin incluir dentro de estas sumas, aquellas reinversiones anotadas en el FUR. Las empresas acogidas al N° 3 de la letra D del artículo 14, no deberán aplicar reajuste. No obstante, el artículo 17 N° 7 contempla que constituyen un INR para el propietario las devoluciones que se imputen hasta el valor de aporte o de adquisición de su participación.

4.- Pagos provisionales mensuales obligatorios (PPMO)

Los contribuyentes acogidos a las disposiciones del régimen del N° 3 de la letra D) del artículo 14 deberán efectuar PPMO, a cuenta de los impuestos anuales, para lo cual aplicarán las siguientes normas:

a) Tasa en el año de inicio de actividades:

De acuerdo con numeral (i) de la letra k) del N° 3 de la letra D) del artículo 14, estos contribuyentes efectuarán un PPMO con una tasa de 0,25% sobre los ingresos mensuales del giro, que sean habituales, esto es, excluyéndose los ingresos extraordinarios o esporádicos.

Para tales efectos, considerarán, como regla general, solo los ingresos percibidos por el contribuyente, sin perjuicio de que deberán también considerar los ingresos devengados en el caso señalado en la letra c) del apartado 1.5.1.3 anterior.

b) Tasa si los ingresos brutos del año anterior no exceden de 50.000 UF

Conforme al numeral (ii) de la letra k) del N° 3 de la letra D) del artículo 14, si los ingresos brutos del giro del año anterior no exceden de 50.000 UF los PPM se efectuarán con una tasa de 0,25% sobre los ingresos respectivos.

c) Tasa si los ingresos brutos del año anterior exceden de 50.000 UF

Conforme al numeral (iii) de la letra k) del N° 3 de la letra D) del artículo 14, si los ingresos brutos del giro del año anterior exceden de 50.000 UF se efectuarán con una tasa de 0,5% sobre los ingresos respectivos.

El saldo anual de los pagos provisionales mensuales (PPM) realizados debidamente reajustado se imputará contra el IDPC, y podrá ponerse a disposición de los propietarios, según corresponda, de acuerdo con los artículos 93 a 97. El Servicio instruirá la forma de determinación de los PPM y su puesta a disposición mediante una resolución.

d) Suspensión del pago de PPMO en caso de pérdidas

Conforme a lo dispuesto en el artículo 90, las Pyme acogidas al régimen del N° 3 de la letra D) del artículo 14 podrán suspender los PPMO correspondientes al primer trimestre del año comercial siguiente cuando obtuvieren pérdidas en el ejercicio anterior.

Si la situación de pérdida se mantiene en el primer, segundo o tercer trimestre de dicho ejercicio comercial, o se produce en uno de los citados trimestres, podrán suspender los PPMO correspondientes a los ingresos brutos del trimestre siguiente a aquél en que la pérdida se produjo.

e) Base imponible para cálculo de PPMO

La base imponible sobre la cual deberá aplicarse la tasa de 0,25% o 0,5%, según corresponda, corresponderá a la suma de los ingresos percibidos durante el periodo mensual, a los cuales deberá agregarse, en caso que sea aplicable, los ingresos devengados proveniente de las operaciones con entidades relacionadas que estén sujetas al régimen de tributación de la letra A) del artículo 14.

Deberán excluirse de la base imponible, los ingresos provenientes del rescate o enajenación de las inversiones en capitales mobiliarios, o de la enajenación de participaciones a que se refiere la letra c) del Nº 1 de la letra D) del artículo 14, señalados en el apartado 1.2.1.4. Así también, deberán excluirse de la base imponible aquellos ingreso extraordinarios o esporádicos.

f) PPM voluntarios.

Conforme a lo dispuesto en el artículo 88, las Pymes podrán efectuar PPM voluntarios por cualquier cantidad, de un modo esporádico o permanente.

5.- Registros y controles que se encuentran obligados a llevar los contribuyentes que se acojan al régimen del N° 3 de la letra D) del artículo 14

a) Contabilidad completa:

La Pyme acogida al régimen del N° 3 de la letra D) del artículo 14 está obligada a determinar su renta efectiva según contabilidad completa. Sin embargo, podrá optar por declarar su renta efectiva según contabilidad simplificada de acuerdo con lo establecido en el artículo 68. La opción se ejercerá en la forma y plazo que determine el Servicio mediante una resolución, entre el 1 de enero y el 30 de abril del año en que ejerza dicha opción, o, excepcionalmente hasta el 30 de septiembre de 2020, según corresponda.

La Pyme que opte por llevar contabilidad simplificada y no se encuentre obligada a llevar el registro indicado en el apartado 1.8.2 siguiente, deberá llevar un libro de ingresos y egresos, y en todo caso un libro de caja, según lo indicado en el apartado 1.4 de esta circular.

Si no se ejerciere la opción señalada, la Pyme deberá llevar contabilidad completa, en cuyo caso la determinación de sus resultados tributarios se realizará igualmente conforme a lo establecido en la letra D) del artículo 14, por lo que deberá realizar los ajustes que corresponda para obtener el resultado de aplicar las reglas de este régimen.

Aún si la Pyme opta por llevar contabilidad simplificada podrá llevar contabilidad completa, sin que ello altere la determinación de sus resultados tributarios conforme a la letra D) del artículo 14.

b) Registro de compras y ventas

Conforme a lo dispuesto en el artículo 59 del Decreto Ley N° 825 de 1974, sobre Impuesto a las Ventas y Servicios, los vendedores y prestadores de servicios afectos a los impuestos que el mencionado artículo indica deberán registrar en un libro especial electrónico denominado “Registro de Compras y Ventas” la información relativa a documentos tributarios no electrónicos y aquella relativa a documentos tributarios electrónicos cuyo detalle no requiere ser informado al Servicio.

c) Registros tributarios de las rentas empresariales

Las Pymes acogidas al régimen del N° 3 de la letra D) del artículo 14 estarán liberadas de llevar el registro de rentas afectas a los impuestos finales (RAI), registro de diferencias entre la depreciación acelerada y normal (DDAN) y el registro de rentas exentas e ingresos no constitutivos de renta (REX), salvo que perciban o generen rentas con tributación cumplida, rentas exentas de los impuestos finales, ingresos no constitutivos de renta o mantengan retiros en exceso determinados al 31 de diciembre de 2014, que permanezcan como tales al 31 de diciembre de 2019 casos en los cuales llevarán RAI y REX, además del registro y control de los retiros en exceso que se mantengan pendientes de imputación.

No obstante, podrán eximirse de llevar dichos registros si las modificaciones de capital, retiros o distribuciones y en general las operaciones que afecten el CPT o los créditos respectivos se realicen mediante la emisión de documentos tributarios electrónicos según determine el Servicio mediante una resolución.

Ahora bien, si la Pyme no emite los documentos tributarios electrónicos respectivos, deberá llevar los registros RAI y REX, en cuyo caso, para la confección del RAI, se considerará el CPT que se determine conforme a la letra (j) del N° 3 de la letra D) del artículo 14.

En todo caso, la Pyme deberá llevar el registro SAC, para el control y registro del saldo acumulado de créditos por IDPC que establece el artículo 56 Nº3 y 63.

Para la confección de los registros de rentas empresariales deberán aplicarse las normas pertinentes de la letra A) del artículo 14 de la LIR. Sin embargo, atendiendo a que los contribuyentes del régimen del Nº 3 de la letra D) del mismo artículo no se encuentran sujetos a corrección monetaria, dichos registros no se reajustan según la variación del IPC y sus anotaciones se realizan a valor histórico. Las instrucciones detalladas sobre la confección de estos registros se encuentran contenidas en la circular referida al artículo 14 letra A.