El N° 2 del artículo 38 bis, según su texto vigente a contar del 1° de enero de 2020, regula la tributación de las rentas o cantidades acumuladas o retenidas en las empresas acogidas al régimen del N° 3 de la letra D) del artículo 14, cuando pongan término a su giro o cuando el Servicio aplique lo dispuesto en el artículo 69 del Código Tributario.

Dichos contribuyentes deberán aplicar las nuevas reglas que el artículo 38 bis establece para la tributación que corresponde a las rentas o cantidades antes señaladas, respecto a la determinación de la base imponible, método de distribución de tales rentas o cantidades a sus propietarios y los impuestos que resulten aplicables.

1.- Rentas sujetas a la tributación que establece el N° 2 del artículo 38 bis

Para establecer la base imponible afecta a la tributación que dispone el N° 2 del artículo 38 bis, los contribuyentes acogidos al régimen del N° 3 de la letra D) del artículo 14 deberán determinar las rentas o cantidades acumuladas a la fecha término de giro.

Para tales efectos, deberán rebajar del CPT, todas aquellas cantidades que conforme a la LIR no deban afectarse con impuestos finales, según corresponda, o que tengan un tratamiento tributario especial.

 

Concepto

Monto

 

Valor Positivo del CPT a la fecha de término de giro, determinado en conformidad a lo dispuesto por el número 10, del artículo 2°74, incrementado en el saldo negativo del registro REX.

Más: Retiros en exceso determinados al 31.12.2014, que se mantengan pendientes de imputación (reajustados hasta la fecha de término de giro)

 

En caso que el CPT registre un valor negativo, se considerará que es igual a cero.

 

 

$ …..

 

 

 

 

 

(+)

El saldo positivo que se determine a la fecha de término de giro de las cantidades anotadas en el registro REX, a que se refiere la letra g), del N°3,

de la letra D), del artículo 14.

 

$ …..

 

(-)

El monto de los aportes y los aumentos de capital enterados efectivamente en la empresa (reajustados hasta la fecha de término de giro).

 

 

$ …..

 

 

(-)

El monto de las disminuciones de capital efectuados (reajustados hasta la fecha de término de giro).

 

$ …..

 

(+)

Incremento por créditos acumulados en el SAC (por concepto de IDPC e IPE)

 

$ …..

 

(+)

Saldo de registro FUR al término de giro (se considera retirado a la fecha de término de giro por el propietario titular de tales reinversiones).

$ ….

(-)

Rentas o cantidades acumuladas en la empresa al término de giro pendientes de tributación con impuestos finales.

 

$ …..

 

(=)

Para la determinación del CPT deberán considerar el siguiente valor de los activos:

i) Aquellos que formen parte de su activo realizable, valorados según costo de reposición.

ii) Aquellos que formen parte de su activo inmovilizado, a su valor actualizado al término de giro, conforme a los artículos 31, N° 5, y 41, aplicando la depreciación normal.

iii) Los demás activos valorizados conforme a lo dispuesto en el artículo 41.

Como se puede apreciar, lo que se excluye del valor del CPT al término de giro, son las cantidades que conforme a la LIR no deben pagar impuestos finales. De este modo, la diferencia positiva que arroje esta determinación corresponderá a las rentas o cantidades que se encuentran acumuladas en la empresa que mantienen pendiente su tributación con impuestos finales.

También deberá formar parte de esta base imponible el crédito por IDPC y el crédito total disponible contra impuestos finales por concepto de IPE, incorporados en el registro SAC, que dieren derecho a deducirlos de impuestos finales que gravaran a esta renta.

Las rentas o cantidades así determinadas se considerarán retiradas, remesadas o distribuidas a sus propietarios, de acuerdo al porcentaje de participación que les corresponda en las utilidades de la empresa que cesa sus actividades, o en su defecto, en la proporción que hayan pagado efectivamente el capital. En caso que no se hubiere pagado total o parcialmente, según el capital aportado o suscrito, conforme a los antecedentes legales correspondientes y, en el caso de comunidades, que no hayan acordado una forma distinta mediante una escritura pública, la proporción se determinará según sus respectivas cuotas en el bien de que se trate.

Respecto de la base imponible determinada no podrá rebajarse el beneficio establecido en la letra E) del artículo 14, consistente en deducir de la base imponible afecta a IDPC hasta un monto equivalente al 50% de la base imponible que se mantenga invertida en la empresa, por cuanto, al término de giro no se cumple con el presupuesto de que las utilidades se mantengan invertidas en la empresa.

2.- Tributación que afecta a las rentas o cantidades determinadas a la fecha de término de giro

Las Pymes sujetas al régimen del N° 3 de la letra D) del artículo 14 que pongan término a su giro tributarán, por las rentas o cantidades determinadas conforme a lo indicado en el Nº 2 del artículo 38 bis, con un impuesto del 35%, solo respecto a la parte de las rentas o cantidades que correspondan a los propietarios contribuyentes de impuestos finales o propietarios que no sean contribuyentes acogidos a los regímenes tributarios de las letras A) y D) Nº 3 del artículo 14.

De este impuesto de 35% podrán deducir el saldo de crédito por IDPC acumulado a la fecha de término de giro en el registro SAC, establecido en la letra d) del N° 2 de la letra A) del artículo 14 y el crédito total disponible contra impuestos finales por concepto de IPE a que se refiere el artículo 41 A que se mantenga acumulado separadamente en dicho registro. Estos créditos deberán incrementar en un 100% la base imponible del referido impuesto. Tratándose de créditos con obligación de restitución este se imputará solo por el 65% de su monto.

Si, luego de imputar dichos créditos en contra del impuesto de 35% aplicable por el término de giro, se produce un exceso de dichos créditos, tal cantidad no podrá ser imputada a ninguna otra obligación tributaria ni dará derecho a devolución.

Por otra parte, las empresas que ponen término a su giro, dentro de los dos meses siguientes al cese de las actividades, conforme lo dispone el artículo 69, N° 2, en concordancia con lo dispuesto por el artículo 69 del Código Tributario, deberán declarar y pagar el IDPC que corresponda al ejercicio en el que cesen las actividades. En el mismo plazo indicado, deberán declarar y pagar también el impuesto único con tasa 40% que pudiera resultar aplicable sobre las partidas que establece el inciso primero del artículo 21, así como los demás impuestos anuales que correspondan al ejercicio en el que terminan sus actividades.

De la suma a pagar por el impuesto señalado anteriormente se podrán rebajar los PPM efectuados durante el ejercicio en el cual se realiza el término de giro, debidamente actualizados e imputados a dicha obligación tributaria, de acuerdo con las normas de los artículos 93, 94 y 95. Podrá solicitarse la devolución de los excedentes producidos por la imputación de los PPM en la forma señalada conforme al inciso cuarto del artículo 97.

El saldo de impuesto no cubierto con los PPM y créditos, deberá pagarse reajustado según la variación del IPC entre el mes anterior al término de giro; esto es, a la fecha del balance o cierre del ejercicio y el mes anterior a aquel en que legalmente deba pagarse el tributo conforme al plazo señalado en el artículo 69 del Código Tributario, en conformidad a lo dispuesto en el artículo 72.

Finalmente, en caso que la empresa haya optado voluntariamente por anticipar a sus propietarios el crédito por IDPC conforme al N° 6 de la letra A) del artículo 14, podrá deducir de la renta líquida imponible del ejercicio de término de giro la cantidad sobre la cual se aplicó y pagó efectivamente la tasa del IDPC que no haya sido ajustada previamente. En caso que se produzca un excedente luego de dicha imputación este se extinguirá.

3.- Rentas determinadas al momento del término de giro cuando los propietarios son contribuyentes sujetos al IDPC

Cuando los propietarios de la empresa que termina su giro sean, a su vez, otros contribuyentes del IDPC, sea que estén sujetos a las reglas establecidas en las letras A) o D) N° 3 del artículo 14, la parte de las rentas o cantidades que les correspondan deberá considerarse retirada o distribuida a dichos propietarios a la fecha de término de giro, con el crédito por IDPC que les corresponda proporcionalmente.

Así, el crédito por IDPC y el crédito total disponible contra impuestos finales por concepto de IPE que les corresponda deberá ser incorporado en el registro SAC de esa empresa.

4.- Opción por declarar las rentas o cantidades acumuladas en las empresas al término de giro como afectas al IGC aplicando la reliquidación que la LIR establece

De conformidad al N° 3 del artículo 38 bis, según su texto vigente a contar del 1° de enero de 2020, los propietarios de la empresa que tengan domicilio o residencia en Chile podrán optar por gravar las rentas determinadas a la fecha del término de giro con el IGC de acuerdo a las siguientes reglas:

– La renta o cantidad que le corresponda, se entenderá devengada durante el período de años comerciales en que ha sido propietario, excluyendo el año del término de giro, hasta un máximo de diez años, y aun cuando en dichos años no hubiere obtenido rentas afectas al señalado impuesto o las obtenidas hubieren quedado exentas del mismo. Para tal efecto, las fracciones se considerarán como un año completo.

– La cantidad correspondiente a cada año se obtendrá de dividir el total de la renta o cantidad por el número de años determinados conforme al párrafo anterior.

– Las cantidades correspondientes a cada año se convertirán a UTM, según el valor de esta unidad en el mes de término de giro, y se ubicarán en los años en que se devengaron con el objeto de

liquidar el IGC de acuerdo a las normas vigentes y según el valor de la citada unidad en el mes de diciembre para cada año respectivo.

– Las diferencias de impuesto o reintegros de devoluciones que se determinen por aplicación de las reglas anteriores, según corresponda, se expresarán en UTM del año respectivo y se solucionarán en el equivalente de dichas unidades en el término de giro.

– Aquella porción del impuesto contra el cual se imputen créditos del registro SAC que hayan sido cubiertos con el crédito por impuesto territorial pagado o se originen en el crédito establecido en el artículo 41 A no podrá ser objeto de devolución.

– Esta reliquidación del IGC conforme con los párrafos anteriores, en ningún caso implicará modificar las declaraciones de impuesto a la renta correspondientes a los años comerciales que se tomen en consideración para efectos del cálculo de dicho impuesto.

La reliquidación señalada será efectuada en reemplazo del impuesto del 35% establecido en el número 1 del artículo 38 bis. Para ello, la reliquidación deberá efectuarse en conjunto con el término de giro de la empresa, dentro del plazo establecido para ese efecto en el artículo 69 del Código Tributario, mediante la declaración y pago del IGC que corresponda, sin considerar para la reliquidación el ejercicio en que se efectúa el término de giro. Si solo algunos propietarios ejercen la opción de reliquidar, la empresa deberá pagar el impuesto establecido en el número 1 del artículo 38 bis únicamente respecto de las rentas o cantidades que correspondan a aquellos propietarios que no ejerzan la opción en el mismo momento del término de giro.

Sin perjuicio de lo anterior, el propietario podrá igualmente ejercer la opción de reliquidar en forma posterior, en el mes de abril del año siguiente, dentro del plazo para efectuar su declaración anual de impuesto a la renta que corresponda al año en que se realizó el término de giro, en los mismos términos ya señalados, pudiendo solicitar la devolución del impuesto establecido en el número 1 del artículo 38 bis pagado por la empresa, si este excede del impuesto reliquidado que le corresponda pagar. Esta opción se ejercerá a través de la declaración anual de impuestos a la renta, mediante el formulario 22.

Esta reliquidación solo aplica cuando el término de giro es efectuado por el contribuyente y no aplica cuando el término de giro se efectúe por aplicación del inciso sexto del artículo 69 del Código Tributario, que faculta al Servicio para, previa citación, liquidar y girar los impuestos correspondientes al término de giro, cuando cuente con antecedentes que permitan establecer que una persona o entidad ha terminado su giro o ha cesado sus actividades sin que haya dado el respectivo aviso al Servicio.

5.- Valor de costo para fines tributarios que corresponde a los bienes que se adjudiquen los propietarios de las empresas que terminan su giro

Conforme al N° 5 del artículo 38 bis, el valor de costo tributario que deberán considerar los propietarios de la empresa que termina su giro, respecto de los bienes que le sean adjudicados en la liquidación o disolución de la misma, corresponderá al valor para efectos tributarios que haya registrado la empresa de acuerdo a las normas a la fecha de término de giro, es decir, considerando el valor utilizado para determinar el CPT para la determinación de la base imponible al término de giro.

Dicho valor deberá ser certificado por la empresa, al adjudicatario respectivo, en la forma y plazo que establezca el Servicio mediante una resolución. Respecto del valor de adjudicación, el artículo 38 bis establece que no corresponde aplicar lo dispuesto en el artículo 64 del Código Tributario, vale decir el Servicio no podrá aplicar las facultades de tasación que dicha norma establece.

En consecuencia, para que una empresa aplique, respecto de los bienes que se le adjudican, por ejemplo, las normas sobre corrección monetaria del artículo 41, de depreciación del artículo 31 N° 5 y 5 bis deberá considerarse el valor de costo tributario considerado por la empresa en el cálculo del CPT referido anteriormente. También, dicho valor será utilizado para reconocer la utilidad o pérdida de la inversión, según lo contempla el párrafo segundo del N° 5 del artículo 38 bis. Asimismo, la persona natural o empresa a la que se le adjudique el bien, deberá considerar el valor utilizado por la empresa adjudicataria para el cálculo del referido CPT al término de giro, para deducirlo como valor de adquisición al momento de una futura enajenación del bien.