Dentro de las negociaciones entre el gobierno, el oficialismo y la oposición por la agenda tributaria en el escenario de crisis que vive el país se ha ido avanzando en puntos específicos. Así habría acuerdo para no insistir en las modificaciones a la Norma Antielusión y redefinir la integración tributaria a las pequeñas y medianes empresas (PYMES).

A lo anterior, se añade una de las propuestas consistente en abordar el patrimonio físico personal y empresarial de las rentas más altas y gravarlas con una contribución especial.

Hacienda, por su parte, rechazó la mayor parte de las propuestas del oficialismo para zanjar un acuerdo, que apuntaban por ejemplo a limitar el beneficio de devolución de pérdidas tributarias, eliminar la exención por la venta de acciones y que la Defensoría del Contribuyente no dependa de Hacienda.